Páginas

19 jun. 2014

Qué significa Éasca

El título original de uno de mis libros preferidos era «Primeras impresiones». Después su autora lo cambió (o quizá sus editores) El caso es que la primera impresión, aunque no se puede repetir, suele ser muy importante.
El mundo de Éasca empieza, con esta entrada, su andadura en el mundo de los blogs.
Y, para empezar, una amiga me ha pedido que expliqué el origen del nombre.

Éasca tiene su origen en un dialecto gaélico antiguo. Significa dos cosas:
1. Luna (como nuestra Luna... que, en realidad, se llama Selene)
2. Fluido, activo, energético, libre, astuto.

Éasca era el primer mundo que creó mi imaginación.
Éasca nace de los sueños que se diluyen con los años, como el azúcar en una taza de café.
Puede parecer algo negativo, pero no lo es. Es como un despertar, un nuevo camino.
Éasca es mi búsqueda por encontrarme a mí misma, a mis sueños, el camino que quiero seguir y que la maleza me impide ver con claridad.

Te contaré cosas que me gustan, cosas que aprendo y, por desgracia, cosas que idealizo.
Intentaré, eso siempre, que sea de forma divertida, ácida, refrescante.

¡Quédate! Lo vamos a pasar bien.

2 comentarios:

  1. Me quedo. :P Pero que conste que no soy un robot, y dudo que alguno se pase por aquí, mejor si quitas la confirmación y utilizas la opción de revisar comentarios en entradas antiguas.

    ResponderEliminar
  2. Pues que la Luna fluya en este mundo de Éasca, amigaaa!!
    Por aqui me tendrás esperando a ver todos esos sueños convertidos en realidad.
    Mil besitos!

    ResponderEliminar